4 sept. 2014

Hay algo de frágil en nuestras existencias, algo que no se bien que es, pero que está ahí.
Hay cosas que suceden simplemente porque si.
Hay recuerdos y huellas de vivencias que nos generan sensaciones hasta encontradas.
Pero es lo lindo de vivir: sentir.

Muchas veces pensé acerca de eso que te pasó, que me pasó, que pasó.
Me preguntaba, como un niño, los porqué, desconociendo siquiera si existían.
Y, también como un niño, mantuve la esperanza de volver a brillar de tu mano.

Podemos ser luz,
para iluminar cada uno su camino.

La escalera se conquista de a un escalón a la vez,
como pasan los días
como se pasa la vida.

Los amores se viven y se disfrutan
Añorarlos -o no- es una cuestión meramente personal, subjetiva.
Subjetiva también es la pasión,
que nos hace escalar con la energía de aquel que resume su vida a eso:
Ser y sentir.

Adiós.
Hace mucho estoy aprendiendo a vivirlo
Para que ese día en el que llegue nada quede a medio decir.
Mientras tanto soy y siento.


conquisto la escalera de mi vida
De a un adiós a la vez.






M