28 sept. 2011

Ciclos

Te necesito, así empieza y así quiero que empiece esto.
Para extender mi noción incial voy a decir que realmente la necesito, que la extraño mucho y que tengo grandes deseos de que esté acá conmigo.
Cuando hablo de necesidad no es porque pase algo malo, de hecho es todo lo contrario, pasan cosas buenas; hay discusiones -propias de las relaciones humanas- pero hay mucha cosa positiva también. Y en este caso las cosas positivas superan todo lo malo o regular que ande cerca.
Las sesiones me dejan siempre la misma sensación: la extraño, la necesito y valoro las cosas mucho mas de lo que las valoro normalmente. No tengo idea porqué pasa eso y tampoco entiendo que mecanismo interno se mueve para que mi cabeza funcione en esa frecuencia, simplemente lo sé. Y es obvio que también sé que soy felíz, que las cosas van tomando el rumbo deseado -por ambos- y que nos podemos animar a pensar a largo plazo.
Siempre quise experimentar un tipo de relación en la cual pudiera tener ciertos momentos de madurez, de vida de adulto, entendés? Por suerte en este caso me encuentro con esos ingredientes que quería probar; debo decir que me encantan...
Es que disfruto mucho sentirme integrado, sentirme protegido, sentirme querido y aceptado. Acepto -y bajo la cabeza- al descreer un poco de la total veracidad de las cosas, pero es un laburo de limpieza de bocho que ya empecé hace un tiempo y espero poder solucionar para poner mis manos en el fuego y dejarlas ahí hasta que se me cansen los brazos. Algo bueno en todo esto es que por primera vez en mucho tiempo no me quedo sentado esperando que las cosas vengan a mi, acepté mis dramas, hice lo que debía hacer y todo esto nos lleva al comienzo de la historia: la necesito.
No quiero mas que aprender, hacer bien las cosas y crecer a niveles exponenciales para poder darle y ofrecerle todo aquello que necesite, en el momento indicado y para poder darme a mi también un respiro y la satisfacción de saber que estoy encaminando mi vida hacia ese lugar que siempre quise alcanzar.
Hasta este punto estoy de acuerdo con que la vida es un montón de ciclos.






Lo bueno de este ciclo
es que lo estoy empezando a trazar de
cero