27 ene. 2009

Desoladora Esperanza


En sus manos, unas pocas monedas. En sus ojos, el vivo anhelo de un futuro mejor...

No hay comentarios: