7 sept. 2009

Manos a la obra

Uff.. pocas veces me quedo sin palabras por estar superado por la realidad y superado por mi hoy y por mi mañana también.
Este último tiempo ha estado plagado de incertidumbres, miedos, desconfianzas y tantas otras sensaciones de esas que nunca te hacen bien.
Siento que se producen por lo mismo que se producen las cosas positivas: creo que mi presente es MUY bueno para ser verdad. Y no tengo idea porqué, pero en vez de intentar disfrutar al máximo esto que vivo todos los días, me preocupo por ver, buscar y re buscar el descubrir la verdad... esto es solo un regalito del destino.
Me da la impresión, después de pensar y escribir esto, que soy una de esas personas que así tengan el oro y la felicidad, van a estar incompletos.
Obvio que resongo de mi condición de inconformista, porque en mi inconformismo diario afecto a personas que realmente me importan. Juro que no es mi intención, al menos consciente, hacerlo. Y pido disculpas por eso.
La charla o el mensaje entre líneas dice que tengo que ser mas positivo con mi cabeza, que tengo que disfrutar y mentalizarme para mantener todo eso positivo a mi alrededor. Pero no tengo idea porqué no puedo hacerlo, al menos en algunas cuestiones.
Lo peor de todo esto es que tengo el conocimiento necesario...
El enojo es conmigo, porque no se disfrutarte, porque no se apreciar lo que tengo (al menos eso es lo que siento), porque con cada enojo estoy dejando escapar entre mis manos la virtud de la paciencia, porque tengo miedo a perderte, a perderlos, porque no tengo la capacidad de revertir la situación (eso me aterra) y por un sin fin de motivos mas.
El perdón, es para vos...
Te amo
Los amo
Y.. quisiera decir que me amo, pero siendo así, no.

Prometo ponerme a trabajar en esto. Sé que me va a demandar un esfuerzo enorme porque no hay peor esfuerzo que el necesario para cambiar aspectos de la personalidad de cada uno, pero se que vos y ustedes son la recompensa al esfuerzo y tengo que agradecer que los pueda ver y los pueda tocar a diario.


Manos a la obra.

No hay comentarios: