22 ene. 2010

Mala, mala suerte..

Al final no pude ver a mi Lu.. Por lo visto tampoco voy a ver a Ro mañana (salvo que pase un milagro caído del mismísimo cielo)
Mucha mala suerte; yo para cepillarme el frenillo del labio y agarrarme una llaguita -como si lo otro fuera poco vió..-
Mucha mala suerte Rosario que, teniendo un patio de lindo tamaño, JUSTO va a pisar en un pequeño lugar donde había un clavo oxidado.
Dicen que mañana nos arrasa un tornado.
Aunque capaz le erran al servicio meteorológico. No sería la primera vez, no?

Anotación de ultimísimo momento: me compré catorce patas de conejo. Esta noche puedo dormir tranquilo.






M

No hay comentarios: