19 ago. 2010

Decidí comenzar el día un poco mas temprano para poder aprovecharlo de mejor manera y porque es lindo arrancar de tempranito. A su vez, decidí que quiero tomar nuevamente las riendas de mi vida y sólo pienso en ir hacia adelante sin mirar demasiado lo que pase con cosas que no aporten a ninguna causa. Supongo yo que es el camino que tendría que elegir para poder concentrarme en lo importante y no detenerme o relajarme frente a cosas que son tonteras y tienden a eso, a distraer.
Si bien ayer tuve un día regado de malestar, hoy me siento totalmente renovado. Tengo ganas, muchas...
Ganas de ser alguien, ganas de ser exitoso desde lo mas simple hasta lo mas complejo y tengo ganas también de ser feliz. Estoy totalmente seguro que si puedo encaminarme por esta senda de trabajo, responsabilidad y amor voy a llegar muy lejos.
Lo único malo es que reaccioné tarde (nuevamente) y me encantaría darme la cabeza contra la pared por haber desperdiciado tanto tiempo. Pero así es la vida, así es el aprendizaje en ella y lo mas rescatable o importante es haber podido reconocer que había un problema y trabajar en ello hasta solucionarlo, si así le puedo decir.
Hasta acá llego, se me hace tarde para ir a buscar unas fotocopias!






M

1 comentario:

Lolita dijo...

Yo también tendría que empezar a actuar así frente a los problemas, a veces uno se hace una película dramática por algo casi insignificante. A VECES.
Me gusto este blog, te sigo, besito.