23 ago. 2010

Algo no anda bien

No tengo ganas de comer ni de escuchar música, pero si de escribir.
De escribir que hace un tiempo que estoy inseguro, aunque durante 23 horas por día no me sienta de esa manera, al cabo de un tiempo esa horita se acumula y realmente se hace insostenible, como ahora.
Siento que estás lejos, muy lejos; que desde hace un tiempo hasta acá estoy viviendo algo que no puedo determinar hasta que punto es verdad y hasta que punto es mentira. Los mensajes a medio escribir me hacen ver que hay algo que no anda bien, pero no puedo decirte con total seguridad qué es.
Quisiera creer que somos felices, que somos eternos y que nadie ni nada nos puede hacer siquiera tambalear, pero cuando más lo afirmo, más asumo que es una tarea que requiere de mucho coraje y que muchos se van y se fueron sin haber conocido la palabra "animarse".
Me encantaría poder escuchar la voz de alguien que me diga: "Mar, es hora de levantarse, dale que es tarde y tenemos que salir..." En pocas palabras, quisiera saber que esto es solo un mal día o un mal sueño o una pesadilla, como mas quieras decirle.
Dentro de los necesito puedo nombrarte varios ya antes mencionados, por allá cuando recién eramos vos y yo y los dos teníamos que darnos seguridades de que pasara lo que pasara íbamos a seguir. Entiendo que posiblemente estemos atravesando una etapa de reorganización en la cual ambos vamos a tener que hacer una suerte de renovación de votos donde volvamos a formular viejas preguntas para completarlas con nuevas respuestas.
Hoy a la tarde voy a hablar y de esa charla algo va a salir. Si tiene que ser una despedida, aunque se me rompa el corazón, así será. Y si tengo que volver a jurarte amor eterno, también así será.
Desde que me levanté tengo claro que todo puede pasar en este día de pesadilla.






M

No hay comentarios: