12 dic. 2010

Good boys

"Te valoro demasiado como para empezar algo con vos" eso fué lo que él dijo.
Ella quedó sacudida, como esperando una respuesta que fuera algo más que eso dicho... En cambio él iba a seguir con su postura hasta dar con las palabras indicadas para hacerse entender. Y a eso se encaminó durante un buen rato.
La cosa es bastante simple, aunque no lo parezca- dijo.
Dadas mis experiencias personales, puedo afirmar que las relaciones siempre, pero siempre, tarde o temprano, terminan arruinandose y en muchos de los casos, la gente que termino perdiendo vale oro. Y por esas cuestiones tontas de las separaciones, nunca se puede retomar la confianza que supo haber tiempo atrás, al menos no en mi caso.
Por eso mismo, digo que te valoro demasiado como para empezar algo con vos. Porque lo que viene es incierto y prefiero tenerte al lado, como amigo -genericamente-, y porque en el último de los casos nos distanciaremos, pero separarnos, no nos vamos a separar nunca.
Al terminar de redondear en su idea, ella cambió totalmente su postura. Ya no veía esas primeras palabras como algo sin sentido, todo lo contrario, se empapó de ese pensamiento, que lejos de pecar por cobarde, pretendía salvar y atesorar esos sentimientos y afectos que a pesar de todo, estuvieron, estan y van a estar.
No pretendo con esto que todos actúen como lo hago yo; está demostrado que mi formula no se aplica a todos y que la formula de "todos" no se aplica a "mi".
Es sólo plantear que, en los casos similares al mío, a veces el cobarde termina llegando mas lejos que el temerario y que "los chicos buenos también tenemos chances."






Anónimo

No hay comentarios: